El Silencio Habita en tu Ventana

PDF

Resumen

“Un día, mi madre no respondía a las llamadas telefónicas, ni al timbre de la puerta. Así que hubo que forzar la chapa. Entré un poco aturdida y recorrí con un gran temor el penumbroso corredor que conducía a su habitación. Abrí la puerta y allí la encontré tirada en la cama a medio vestir. Me acerqué con dificultad, vi sus ojos cerrados y pensé que había muerto. Luego de un infinito instante, una tenue sonrisa me la devolvió. Este acontecimiento me suscitó una explosión interior; miles de recuerdos se agolparon en mi cabeza, la quietud se apoderó de mi cuerpo, no sabía qué hacer. Sentí que el tiempo se detenía mientras nuestras miradas se cruzaban.”

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz